20/12/08

Mi agujero


Tras tantos días fuera de casa hoy, he ido a ver mi agujero. Bien, debo decir que me lo he hecho mío sin serlo realmente pero, no puedo negar que hay algo que me une a él. Y es que he visto cómo nacía, como se ha ido haciendo mayor, y como día tras día espera mi regreso a casa cuando acabo el trabajo.

Probablemente, estas son las ventajas de vivir en un pueblo. Recuerdo como no hace mucho , vi en Washington una unidad de reconocimiento del pavimento de las calles. ¿Cuando duraría mi agujero alliá?.

Si, si, más seguridad, más pulcritud, todo más bien puesto pero, aquí todo es más próximo, más nuestro, como más íntimo.

Deben de ser las fechas, hacen que uno esté más sentimental, ¿no?...

1 comentario:

Syl dijo...

Será cosa de la crisis... ahora con la excusa no hay dinero para nada. Tu recuerda que el agujero está allá y no te caigas dentro de vuelta acasa!