31/8/08

Huracán Gustav

Hoy tenía previsto hablaros del riesgo cero, aquel que no existe ni existirá nunca porque, toda actividad que desarrolla el ser humano, sea la que sea, comporta un riesgo. Riesgos físicos, psicológicos, químicos, biológicos, psicosociales, etc. Y sólo estamos hablando de los del trabajo.

Nos preparamos para minimizarlos y, sobre todo, para tener preparada una respuesta inmediata y nada improvisada para el caso que se desencadene una situación de emergencia.

Estos días, unos y otros, no hacemos más que mirar al cielo. El accidente aéreo de Spanair en Barajas nos ha conmocionado a la vez que, ha puesto en entredicho nuestra seguridad. De todas formas, hoy la seguridad la pone en entredicho nuevamente un riesgo natural incontrolado.

A miles de kilómetros de aquí, familias huyen de sus casasa dejándolo todo atrás. En muchos casos solo se llevan lo puesto, la propia vida...


Clicad sobre la imagen

2 comentarios:

Syl dijo...

Pues sí, hace unos días que estamos pendientes de este huracán cuando aún no se han dado las causas exactas del accidente del MD-82. Realmente es una pena enorme lo que está pasando, pero un buen meneo para mirar a nuestro entorno y ver lo bien que estamos comparados con otros...
Un beso,
Syl

Josep Lluís dijo...

Parece que ha llegado a tierra con mucha más "suavidad" de la esperada. Y como dices, nos hace falta meneos de realidades para que nos demos cuenta que solo somos fichas en este juego de la vida.
Un beso