7/3/09

Caraduras


El post de hoy, lo dedico a todos aquellos caraduras que no se conforman en aparcar su coche dónde les viene en gana, no. Lo hacen en reservados para minusválidos. Pero ésto no es suficiente, algunos han perfeccionado el sistema. ¿Cómo?, vedlo:

En primer lugar se trata de tener una familiar de primer grado, a ser posible, que tenga movilidad reducida reconocida (certificado de discapacidad). Si se puede escoger, mejor que no viva en casa, por aquello de no tenerlo que pasear...


A partir de aquí, con la documentación y el minusválido (será la única vez que lo subiran al coche) van a la autoridad competente en la materia, para solicitar una tarjeta de minusválido que les permitirá estacionar el vehículo en espacios habilitados para este efecto.


Podeis verlos en cualquier pueblo o ciudad. Siempre tienen cómplice: marido, mujer, hijos,vecinos, etc.

La sistemática es la siguiente: llegan tranquilos con su coche hasta el centro, ponen la tarjeta y estacionan el vehiculo en un lugar preferente sin pagar ni cinco. ¡Ah! que llega un minusválido de verdad. ¿Y qué?, que se joda aguante y se vaya a un parking o a dónde le de la gana, que la cosa nueva con ellos.


Yo ayer tuve una con uno de estos elementos, que estacionó en un reservado de minusválido, para ir de compras. Él, su mujer y su hija bien felices. Si vierais cómo argumentaba sin decir nada coherente: la tengo para acompañar mi suegra, que ahora casualmente no está por encontrarse de viaje con el Imserso en Portugal (?)... Sólo la uso cuando la llevo a ella, hoy es una excepción (vaya la que confirma la regla).

Sólo tenéis un nombre: Caraduras!!!

4 comentarios:

Salondesol dijo...

Si, pasa en todas partes... ¡¡¡cuanto insolidario hay por el mundo...!!!

Bikos.

Gipsy Rose dijo...

Menuda pillada le pegasteis a este tio!!

Es una lástima... la gente se aprovecha de las situaciones de desamparo de otras personas.

No pierdo los papeles casi nunca, pero en estas situaciones... es que me pongo de cero a mil...

Un abrazo grande,

Gipsy

La libélula y la luna dijo...

Definitivamente es una pena que tengamos èstas conductas, cuando nos hacemos llamar civilizados. Esta tendencia del humano de ver por si y para si, jamas progresara nadie, ningùn pais si no se trabaja lo màs bàsico.
Es obvio que esos lugare exiten para algo, que hay que repetarlos, cual es el problema?
Valgame.... me causa nausea pensar en eso, el tipo que narras, que le està enseñando a su hija?, que confianza le puede tener su mujer si hace eso que es tan elemental como repetar? que admiraciòn de la figura de hombre y padre de la casa interpretarà?
Con que cara reclamara respeto y valores para su persona y familia?
En fin...
Es una pena
Un beso

Lansbury dijo...

UI en mi casa pasa, la tiene mi vecino que si es verdad que el señor ta cojo, no demasiado pero por lo visto lo suficiente, pero la usa su hijo, su hermano, su tio ahora usala tu y veras lo que ocurre. No es el mismo caso pero para el caso es lo mismo. Un beso