2/9/08

Aire condicionado


Seguro que más de una vez has caído bajo los efectos de un resfriado de verano. Puede parecer una contradicción pero, a pesar de la más que evidente subida de las temperaturas, el verano es una de las épocas más propicias para que aparezcan problemas de salud como un resfriado, una gripe o dolores de cabeza. ¿El motivo? Tal vez no debemos dar sólo las culpas al aire acondicionado (bebidas frías, corrientes de aire, seguro que favorecen la aparición de estos síntomas) pero, no hay ninguna duda que éste artilugio tiene mucho que ver.

De todas formas, hoy no vengo para hablaros de los efectos del aire acondicionado sino, de los defectos de su montaje o mejor dicho, de la carencia de vigilancia y seguimiento de estos aparatos un vez montados.

Hace días que no hago más que dar vueltas pensando en lo que pasará de aquí un tiempo, más o menos lejano, con todos estos aparatos que vemos/tenemos montados sobre nuestras cabezas.


Un ejemplo puede ser la imagen que os propongo. Cuatro aparatos de aire acondicionado colgados a diferente altura, (ved la farola como referente). Las piezas que los sujetan son idénticas a las que se montan en interiores, sin ningún tipo de protección. Estoy convencido que la corrosión hará de las suyas entonces, la seguridad del lugar se convertirá en papel mojado.

Quiero ver que dicen nuestras ordenanzas municipales. De vuestras, ¿que sabemos?...

2 comentarios:

Syl dijo...

Hola! Actualmente empieza a haber una pequeña legislación para las nuevas instalaciones... los aparatos ya no pueden "colgar"... pero otra de las cosas preocupante si no se cuidan los filtros, etc. son enfermedades un poco más graves que los resfridados de veranos. Véase, por ejemplo, Legionelosis!
Ahí lo dejo para otros comentarios.
Saludos

Syl dijo...

Hola Josep Lluis, llegeix el VIVIR de La Vanguardia del dimarts (ahir 16 de setembre)...