7/9/08

Compra segura

Debo confesaros, que siempre me ha hecho cierta rabia ver como alguien cuenta las monedas que le han vuelto en el cambio. ¿Qué desconfianza, no?.

De todas maneras, cuando me detengo y pienso en las veces que he detectado un error, siempre me ha sido desfavorable. Es decir, siempre me han dado dinero de menos, ¿qué casualidad, no?.

Pero esto no es todo porque hoy he leído un interesante artículo, fruto de un excepcional trabajo de campo, en el semanario cafè amb llet titulado: ATENCIÓN A LOS TICKETS: la compra puede salir un 6,23% más cara.

Al parecer hay un continuado error de etiquetado en muchos artículos de consumo. Los vemos, nos gustan y al carro, a la hora de pagar el producto se encarece en porcentajes escalofriantes. Como mucho, aquellos que lo revisan todo hacen la suma y esta, claro está, es correcta.

Ved sino algunos ejemplos:
Del estante a la caja, un “librito Toki” se encarece un 15,9%. Una familia que consuma ½ Kg. de pan Katenbrot de Bimbo al día, puede llegar a pagar 167,9 euros más al año.

Una de las compras que hicieron, subía 287,46 euros. El 26,3 % de los artículos estaba mal etiquetado. El sobre coste, un 1,54%.

Ahora, a tiempo pasado, me pregunto cuántas donaciones altruistas habré hecho a unos y otros...

A partir de ahora os aseguro que lo tendré en cuenta.

1 comentario:

Syl dijo...

Ayyyy!!! ¿Tú te crees que cuando vaya a hacer la compra semanal me voy a acordar de lo que valía todo lo que he puesto en el carro y después de lo que me han cobrado? La verdad... pocas veces miro los precios ya que no compro compulsivamente en el super y lo que compro se necesita así que adentro... claro que siempre hay excepciones y algún caprichillo añado... pero aparte de chocolate poca cosa más.