10/1/08

El dolor

Hola a tod@s,

Después de unas merecidas vacaciones (no olvidéis mi frustrado viaje a Praga) regreso, si cabe, con más ganas y más proyectos. Aunque en ocasiones materializarlos es la parte más difícil del proyecto, más aún si dependes de alguien que no seas tu mismo. Sigo en el empeño y espero en breve, poder presentároslo. Mientras tanto, iremos buceando en este gran mar de temas llamado seguridad.

Hoy hablaremos del dolor, síntoma común que nos ha llevado probablemente en más de una ocasión a la consulta de un médico, para que nos de una solución inmediata a nuestro problema. En este caso, para que pueda efectuar un diagnóstico rápido y eficaz, es sumamente importante facilitarle una serie de datos, como son: intensidad, localización, tiempo desde su aparición, radicación, síntomas que lo acompañan, y factores de agravamiento o alivio.

Antes de nada, debemos saber que no existe una definición exacta de lo que es el dolor, tal vez, porque se trata de una sensación emocional, subjetiva y sensorial de molestia en alguna parte de nuestro cuerpo, con distintas localizaciones e intensidades.

Por todo lo que os acabo de exponer, entenderéis que no percibe de la misma manera un golpe de igual intensidad un boxeador que un oficinista, existen múltiples factores físicos y psicológicos que modifican la percepción sensorial del dolor, en ocasiones amplificándola y en otras disminuyéndola

Se me ocurren mil razones, por las que os podéis ver obligados a describir el dolor que siente alguien que se encuentra a vuestro alrededor. Las escalas de dolor que aquí os presento, pueden ser una buena herramienta en una de estas ocasiones.


En la escala de clasificación numérica, se le pide a la persona que seleccione un número entre el 0 y el 10, en función del dolor que esta sintiendo.


La escala análoga visual se representa con una línea recta. El extremo izquierdo representa la ausencia de dolor, el derecho el dolor extremo. En este caso debemos hacer que el paciente marque el punto de la línea donde cree encontrase.

La escala de categorías de dolor se compone de cuatro situaciones: dolor nulo, leve, moderado y fuerte. El paciente debe identificarse con una de ellas.


Finalmente nos encontramos ante la escala de rostros de dolor. Seis expresiones diferentes que describen desde una persona feliz que no siente dolor alguno, hasta la que esta triste porque siente mucho dolor. Esta escala puede utilizarse con pacientes de 3 años de edad y mayores.

1 Muy contento, sin dolor
2 Siente un poco de dolor
4 Siente un poco más de dolor
6 El dolor es más intenso
8 Siente mucho más dolor
10 El dolor es el peor que puede imaginarse (No tiene por que estar llorando para sentir este tipo de dolor).

Espero veros en la situación descrita en la figura número 1.

4 comentarios:

Jefe indio dijo...

A mi lo que mas me duele es el bolsillo después de los Reyes XD!!

Josep Lluís Pouy dijo...

Jajaja Jefe, que me vas a contar. He pasado de la cara núm. 1 el día que cobre la paga doble, a la 10 una vez pasadas las fiestas. Lo malo es que creo que necesitaré cirugía para regresar al punto de partida...

mpiryko dijo...

Dolor, amor, humor y honor. Son como los tres mosqueteros, que eran 4. Dicen que son sentimientos, pues no tenemos sentidos para ellos.
Junto con los sentidos de la orientación, del equilibrio y del ridículo, son muchos mas de los cinco que nos dicen que tenemos.
¡A derribar mitos!
¡Salud!

Josep Lluís Pouy dijo...

Te faltó el menos común de los sentidos: el sentido común.
Abrazos varios