20/1/08

No sueltes a tu hijo

Ante noticias tan impactantes como las desapariciones de Mariluz, de Amy, de Yeremi o de Madeleine, debemos tomar muy en serio las medidas de seguridad que van encaminadas a la protección nuestros hijos. Sin darnos cuenta estamos bajando la guardia, y eso no hace otra cosa que hacernos vulnerables ante quienes viven del descuido ajeno.

La sociedad ha cambiado, internet por ejemplo es un lugar excelente para depredadores. Viven del descuido de muchos, entre ellos nuestros hijos que sin lugar a dudas, son un excelente campo de cultivo.

La policía de todos los países los persiguen sin descanso pero, de tanto en tanto vemos noticias que involucran menores con el negocio de la pornografía infantil, una industria que provee este material a pedófilos y pederastas en el mundo.

Ayer pudimos ver en un programa de televisión, la desesperación de unos padres ante la desaparición de su hija de cinco años. Solo imaginar esta situación hace que a uno se le pongan los pelos de punta, pero debes ser conciente que esto le puede ocurrir a cualquier, incluso a ti.

Consejos a tener en cuenta:

Documenta a tu hijo. Lleva siempre encima una fotografía actual de tu hijo, los niños cambian rápido y en caso de pérdida o desaparición, facilita su búsqueda. Importante que recuerdes la ropa que lleva.

Enséñale que debe hacer si se pierde. No irse con cualquier persona, has que se aprenda su nombre completo así como tu número de teléfono, etc.

Déjalo con personas de confianza. Estos deben saber lo que hay que hacer si se pierde. Pero para evitar esta situación, diles que no lo pierdan de vista, que estén pendientes de el.

No lo pierdas de vista. Siempre hay que estar atento, pendiente de cualquier movimiento suyo. Y sobre todo, si vas a una tienda, no lo descuides mientras te pruebas alguna prenda de ropa. Un instante será suficiente para que un delincuente aproveche la ocasión.

Nunca lo dejes solo. Lo mejor es evitar lugares tumultuosos donde es fácil perder el control sobre el. Si de todas formas vas, llévalo siempre de la mano, recuerda que si va solo la curiosidad hará que se despiste en cualquier momento, suficiente para que se separe de ti y vaya para otro lado. No lo dejes que vaya solo al baño, ni tampoco a comprar, acompáñalo.

Avisa inmediatamente. Si por cualquier cosa se extravía, no pierdas tiempo buscándolo tu misma porque los primeros instantes son valiosísimos. Avisa inmediatamente a los servicios de seguridad o empleados del centro, ellos te ayudarán revisando todos los lugares y dando avisos por megafonía.

Hace poco tiempo, una madre que extravió a su hija de corta edad en un centro comercial, dio aviso inmediato a los responsables. Estos de forma diligente y acertada cerraron todas las puertas blindando el local. En menos de quince minutos la encontraron en uno de los servícios. La anécdota es que la niña estaba vestida con otra ropa y le habían cortado el pelo. Creo que lo dice todo.

Desaparecidos:


Madeleine McCann, 4 años. Desapareció el 3 de mayo de 2007 en Portugal

Jeremy, 7 años. Desapareció el día 10 de marzo de 2007 en Gran Canarias

Amy,15 años. Desapareció el día 1 de enero de 2008 en Mijas


Mariluz, 5 años. Desapareció el día 13 de enero de 2008 en Huelva

2 comentarios:

Jefe indio dijo...

yo participe en una de las tantas busquedas organizadas para Yeremi Vargas.no me puedo ni imaginar la desesperación de los padres que pierden asi un hijo.
como padre te doy las gracias por estos consejos.

Josep Lluís Pouy dijo...

Hace unos quince días frente al ayuntamiento, un niño de unos tres años se despisto de su madre. Al verlo despistado lo tomamos en brazos. La madre apareció al segundo. Recuerdo su cara desencajada. No pudo ni articular una sola palabra pero, su mirada decía: gracias!!!
Quien de nosotros no ha vivido este segundo, en el que hemos perdido de vista a nuestro hijo, y con el perdimos el mundo de vista?