24/9/07

Tres fórmulas para averiguar si un huevo es fresco

No puedo negar que Internet es una maravilla. Tienes una idea, la escribes, la publicas y en este mismo instante, alguien al otro lado del mundo la puede estar compartiendo contigo. Pero, mantener la contemporaneidad en este blog es realmente difícil, porque la idiosincrasia climática de la Tierra no lo pone nada fácil.

Entre los temas que tengo preparados está el de la vacunación contra la gripe, esto en Europa está en primera línea de las planificaciones sanitarias. Aunque, cuando lea esta noticia alguien que se encuentre en Argentina o Chile, por ejemplo, le parecerá algo fuera de lugar. Por lo tanto, hoy hablaré de un tema relacionado con el clima, pero también con la seguridad alimenticia: como saber si un huevo está fresco.

He de decir que este tema me lo propuso el blogger amigo del pollo de goma, a tenor de un artículo que publiqué sobre la seguridad de la mayonesa.

Hay tres sistemas caseros que nos permitirán conocer el estado de los huevos.

Primero.- Llenemos un vaso alto con agua, le añadimos sal en una proporción del 10%. Y ahora, ya solo nos queda poner el huevo dentro y ver que comportamiento tiene. Un huevo fresco se mantendrá en la base, por el contrario, cuanto mayor sea su antigüedad mayor facilidad tendrá para subir a la superficie.
Luego, si veis la imagen adjunta, comprobareis que aún estando el huevo en la base del vaso, en función del ángulo de inclinación podremos determinar la edad de este.

1.Posición horizontal, en el fondo, de ½ a 2 días
2.Formando ángulo de 20 grados, de 3 a 5 días
3.Formando ángulo de 45 grados, de 6 a 8 días
4.Formando ángulo de 60 grados, de 9 a 14 días
5.En posición totalmente vertical, de 15 a 30 días
6.Si flota en la superficie: Más de un mes

Segundo.- Tomemos ahora una linterna y un rollo de papel higiénico. Podemos determinar la frescura del huevo en función de su contenido. Se trata de hacer pasar la luz de la linterna por el canutillo soporte del papel higiénico (lo hacemos para que no se pierda luz). Encendemos la linterna y colocamos ahora el huevo frente al rayo de luz, con el lado redondeado opuesto al rollo de papel. Cuanto mayor sea el espacio de aire, mayor será la antigüedad del huevo. En un huevo incubado durante seis días, podemos observar unas pequeñas venas.

Tercero.- Finalmente la prueba del sonido. Diferenciaremos un huevo fresco de uno que no lo es, por el sonido que produce al ser agitado suavemente junto al oído. En el fresco, su contenido esta fuertemente sujeto, al agitarlo no oímos nada, mientras que en otro de más, oiremos su contenido en movimiento.

Bien, hay otras fórmulas que funcionan en Europa, pero que no se si me sirven para otros países, os hablo del código numérico que nos indica productor, municipio, provincia, estado y hasta el tipo de producción: ecológica, jaula o campera.

Si tenéis información de cómo funciona en vuestro lugar de residencia, no dudéis en hacérmela llegar, me servirá para otros artículos.

2 comentarios:

Jefe indio dijo...

recuerdo que lo de los huevos (de gallina) me lo enseñaron en el colegio

Josep Lluís Pouy dijo...

Hola Jefe:
Yo por si las moscas, antes de escribir nada hice la prueba, y si, funcionó. Ya puedes imaginar, en la nevera huevos con fecha de puesta, rotulador indeleble y el resto lo conoces.
Hasta pronto,
José Luis