22/11/07

La vista

Como todos sabéis, los conductores debemos pasar cada cierto tiempo por los habituales reconocimientos médicos que darán carta blanca para seguir manejando vehículos a motor. Para muchos, esto es una incomodidad y una ingerencia a su: “pero si yo estoy bien…¿Yo?, veo de maravilla. O tal vez, por que no se van a hacer reconocimientos a otro… Sea como fuere gracias a este tipo de reconocimientos la administración y por ende los administrados, nos aseguramos que no vayan por las carreteras, gente con las facultades físicas mermadas. Lo mismo que ocurre con los vehículos y su reconocimiento (ITV).

Hoy voy a dar unos cuantos consejos, para todos aquellos conductores que tienen problemas de visión. Es algo que no me invento, son recomendaciones que nos vienen dadas por la Asociación Española de Centros de Reconocimiento de Conductores CRC.

Consejos para conductores con problemas de vision

No espere a que le caduque su carnet para revisarse la vista

Si usa gafas graduadas, lleve siempre la graduación correcta, los cristales limpios y sin ralladuras, gafas de repuesto y revísese cada año o cada dos años por su oftalmólogo. Por que tenga pocas dioptrías no crea que no las necesita para conducir.

Use gafas de sol para protegerse de los rayos solares. Cómprelas en establecimientos especializados, con un grado de filtro no muy alto ya que sino, en penumbra o en un túnel, no tendrá buena visión. El color gris sirve para todos los conductores, el verde preferentemente para hipermétropes y el marrón para miopes o personas sin defecto visual.

Si tiene alguna alteración o enfermedad visual (como una agudeza visual inferior a la normal "límite", cataratas, glaucoma, alteraciones retinianas), procure conducir por autopistas o autovías, aumente la distancia de seguridad, disminuya la velocidad, procure no hacer viajes largos, descanse cada hora de viaje y procure no conducir en situaciones con escasa luminosidad (amanecer, anochecer o durante la noche). Contrólese la vista cada año o cada seis meses.

Si observa cambios visuales (como ver borroso, ver mejor de cerca que antes, que se le cansa la vista "fatiga", que se deslumbra más por la noche, que ve peor por la noche, al anochecer o al amanecer, que ve aros luminosos alrededor de los faros de los coches o focos luminosos), hágase revisar la vista por un oftalmólogo.

Si ha sido operado (de miopía, hipermetropía, astigmatismo, cataratas, glaucoma, etc.), no conduzca hasta que su oftalmólogo se lo indique y evite conducir por la noche durante algún tiempo.

Los afectos de trastornos en la visión de color deben aumentar las precauciones en caso de niebla, lluvia, etc., y aumentar la distancia de seguridad ya que pueden no percibir bien las luces traseras de frenado, sobretodo si son muy oscuras o están sucias. Pueden alterar también la visión de color los gases de la combustión del motor, exceso de alcohol y tabaco, algunos medicamentos y drogas.

Prevenga la fatiga ocular aumentando el ritmo de parpadeo, sobre todo si usa lentillas. Evite las corrientes de aire de las ventanas. Use el aire acondicionado con moderación. No fume dentro del coche. Evite conducir de noche, con tráfico intenso y situaciones estresantes. Evite conducir sin gafas de sol en días muy soleados o en zonas de playa o de nieve. Si siente la necesidad de restregarse los ojos o de cerrarlos para que le descansen, pare el coche y descanse o duerma un rato.

Evite la conducción nocturna sobretodo si tiene glaucoma y si tiene más de 65 años, miopía, cataratas o después de ser operado de problemas visuales y durante un tiempo prudencial. Los parabrisas teñidos y la utilización de gafas coloreadas son perjudiciales para la función visual durante la conducción nocturna. Lleve los faros bien nivelados y limpios. Si conduce habitualmente de noche o tiene mas de 60 años aumente el consumo de vitamina A en su dieta (zanahoria, lechuga, espinacas, naranjas, mandarinas, melón, plátanos, pescado y aceite de maíz, etc.)

Para evitar el deslumbramiento lleve limpio y sin ralladuras el parabrisas y las gafas si usa. Procure no conducir por la noche si usa lentes de contacto, tras haber sido operado de (cataratas, miopía, hipermetropía, astigmatismo), si tiene cataratas o es miope.
Conduzca a la velocidad adecuada. La velocidad disminuye el campo visual considerablemente (se estrecha), precisa de mayor atención y concentración y aparece antes la fatiga ocular y el cansancio.

Use el cinturón de seguridad, así evitará en caso de accidente las lesiones oculares.

Los vehículos de color claro (blancos, ocres, marfiles....) son mejor vistos por los otros conductores.

Los peatones deben llevar ropas claras, chalecos o dispositivos reflectantes para ser vistos, sobre todo por la noche.

Evite las situaciones que pueden producir descompensación visual: estrés, fatiga, cansancio, ya que puede, que sujetos con patología visual compensada se descompensen y pueda producirles visión doble o fallo en la visión de profundidad alterando el cálculo de distancias y de velocidad. También el tabaco, alcohol, medicamentos y drogas alteran la función visual normal.

Si es consciente de las limitaciones visuales que tiene, sigue estos consejos y cambia los hábitos de conducir que tenía, adecuándolos a su capacidad visual, probablemente disminuirá el riesgo de sufrir un accidente.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Muy buena entrada, me atrevo a dar otro consejo:
Si encima de ver bien, quieres ahorrar dinero, pasate por www.opticadirecta.es, te hacen graduadas por solo 15€

Josep Lluís Pouy dijo...

Dicho está y: si non è vero è ben trovato.
Gracias por tu aportación, buena en lo económico, que buena falta hace.