17/2/08

Tu intimidad... a la basura!


Recuerdo como en algunos lugares de Estados Unidos, la llegada del fin de semana lleva aparejado algunos deportes peculiares. En función de las disciplinas los llamaremos bricolage o jardinería. En Miami por ejemplo, sábado tras sábado el vecino, incansable el, ponía en marcha su segadora de hierba, durante un par de horas no dejaba de dar pasadas por su jardín de 20x20m. Sábado tras sábado yo me preguntaba mientras aguantaba nervioso el ruido: ¿qué le puede quedar por cortar?. Es como el que va cada sábado a la peluquería, tal vez solo sea para lavar y peinar…¿será eso?...

Aquí en nuestro país no tenemos estas neuras, como mucho, nos da por limpiar los cajones del despacho o del mueble de la salita, este donde vamos acumulando papeles y documentos que pueden ser de vital importancia en un momento dado.

Llegados a este punto te preguntarás de que va el tema de hoy, puesto que las pistas no dan para mucho. Pues bien, hoy te quiero hablar de un tema que puede poner en jaque la seguridad integral de tu entorno: ¡¡¡TU BASURA!!!.

No subestimes nunca el poder de la basura!...Basurero.. cofre de los tesoro para fisgones, ex despechadas, ladrones, etc.

La ley reconoce y también la jurisprudencia que la basura, una vez colocada en un lugar público, se convierte también en un bien público, sujeto a usos.. y abusos. Al sacar esa bolsa repleta de información confidencial, traspasamos la barrera de lo privado para exponerla en un escaparate de plástico.

Fuente excelente para recuperar información económica (recibos de cajeros automáticos, recibos de pago, facturas, recibos de tarjetas de crédito.. etc.) también monitorear hábitos de consumo. Por cierto como nota curiosa la basura es uno de los elementos mas preciados de las unidades de investigación fiscal en USA, el temido y temible IRS!

Una de las señales más visibles de que en mitad de la basura se halla una joya, son los papeles rasgados a la mitad, a cuartos o hasta los niveles que la paranoia le permita llegar... Por comodidad, no suelen pasar de dos roturas... ya sabes.. las prisas, falta de tiempo o el reflejo automatizado de simplemente romper los papeles al medio como si con ello los volatilizáramos. Para los profesionales del arte de pescar información confidencial en los basureros, estos fragmentos se convierten en las piezas de un rompecabezas que vale la pena articular... y casi nunca se equivocan. Como contramedida, al romper estos documentos (generalmente financieros) poner los restos en dos bolsas diferentes.

La basura también es el diario público de nuestras adicciones, y pequeñas oscuras aficiones que no se verían muy bien a la luz del día. Es una de las fuentes mas socorridas de evidencias para usar en caso de un divorcio contencioso agresivo, en donde todo vale, incluso sacar literalmente a la ex pareja, sus trapos sucios! Muchos detectives privados contratados por ex furios@s, buscan en los basureros evidencias de alcoholismo, abusos de drogas, afición a la pornografía, etc.

Truco "inside" de los investigadores profesionales: Dejar en la puerta de la posible victima una caja de bolsas de basura de regalo, con una nota falsa de promoción, solo que esta será de un color estridente y poco usual. Solo se lo dejaran a ella. Así en pocos días, casi sin fallar, relucirá en el contenedor comunitario de la basura, la preciada y colorida gema! Alerta si recibe usted este regalo inesperado en su puerta.

No olvidar la basura del trabajo! Siempre pensamos en termino de seguridad en la basura de nuestro hogar, pero en el trabajo somos quizás mas vulnerables, porque estamos posiblemente a merced de rivales profesionales o simplemente podríamos exponernos a una terrible indiscreción… ¿alguien hablo de algún condón?.

4 comentarios:

German dijo...

No cabe dudas de que en este tema, como en muchos otros, pecamos de un falso sentido de seguridad. Al promedio de la gente le puede parecer de ciencia ficcion o de peliculas de detectives hollywoodenses el que alguien pueda husmear en sus bolsas de basura para pescar informacion sensible. Nada mas lejos de la realidad! En estados unidos, pais que evidentemente conoces al dedillo, sabras que existen incluso señales de advertencia en los contenedores, prohibiendo que sean escalados o asaltados. Y voy a mas, existen clubes de personas que se dedican a compartir una aficcion convulsiva a husmear en la basura de vecinos, amigos e incluso desconocidos. El llamado "dumpster diving" es una realidad, incluso en esta sociedad high tech de recibos electronicos, porque aunque los bytes hayan mermado el papeleo, siempre nos llegan recibos basicos, reclamos, los restos de transacciones de cajeros automaticos, los statements mensuales de bancos y tarjetas de credit, etc. etc. todo ello sin olvidar, aquellos que simplemente husmean enfermizamente la vida de los demas, o acaso programas como el difunto Tomate, y las decenas y decenas de revistas del corazon que engalanan nuestros kioskos no son una evidencia de que el cotilleo es, tras bambalinas, desde la comodidad de nuestro sofa, el pasatiempo nacional?

Marcela dijo...

Hola, me llamo Marcela, soy periodista y me ha llamado la atencion este blog tan interesante y en particular este post que es de una rabiosa actualidad. Tanto es asi que me gustaria, si me lo permites, destacar los resultados de un estudio realizado en Inglaterra hace un año, en donde se arrojaban estos escalofriantes resultados:

"El informe, encargado a la consultora Bin-raiding, revelo que alrededor de un 97% de los hogares britanicos, esto es más de 21 millones de domicilios, se deshacen de manera regular de materiales en los que figuran datos personales como el nombre completo, el sexo, la dirección y el código postal. De ellos, el 30% incluso han tirado a la basura el número completo de sus tarjetas bancarias.

Según dicho estudio, el 46% de los hogares británicos han tirado algún artículo que contenía su número de cuenta o algún tipo de código bancario, y el 73% se ha deshecho de documentos con su nombre escrito exactamente como éste aparece en una tarjeta de crédito o débito. Finalmente, el informe señala que 48% de los británicos han facilitado todo lo que un impostor necesita para robar la identidad de una persona"

Con estas cifras queda todo dicho. Tienes toda la razon! Con nuestra conducta descuidada, nos exponemos a que roben nuestra intimidad, nuestro dinero, e incluso tambien nuestra propia identidad.

Anónimo dijo...

Artículo vedaderamente interesante, en casa somos verdaderos desastres en este aspecto. Tomaremos nota antes de que sea demasiado tarde.
Salu2
Julian

Noemí dijo...

Hace tiempo que sigo en silencio esta blog. La verdad es que al ver la longitud del artículo me lo he pensado dos veces antes de leerlo. Ha valido la pena, lo recomiendo.