13/2/08

Telefonía VS intimidad

Quien más quien menos sabrá que hace unos días, arrancó la nueva edición del 3GSM World Congress en Barcelona. Se trata de la feria de la telefonía móvil más importante del mundo. En ella se dan cita profesionales del sector, que muestran las últimas novedades del momento. Vaya, como si le la pasarela Cibeles o Gaudí se tratara, solo que en vez de ropa tenemos teléfonos. Aunque bien visto, nos hará falta mucha “tela” para adquirir uno de estos terminales de última generación.

Nos ha tocado vivir en la sociedad de las tecnologías. Sin rubor os digo que soy un fiel seguidor de esta tendencia tendenciosa. Me gusta estar a la última y conocer lo que hay en el mercado, para poder aplicar en el ámbito de la seguridad lo último en comunicaciones y localizaciones, aunque eso te lleva a veces a la absurdidad. Os presenté hace unos meses un localizador de llaves perdidas. Se coloca un dispositivo junto a las llaves, cuando no sabes donde las has dejado solo se trata de que el localizador te diga dónde el lugar exacto. Solo que llegó JDA, Blogger del pollo de goma y me dijo, y ¿que hacemos si extraviamos el localizador?. Vaya, me veía abocado a poner un localizador en el localizador, entrando así en la espiral de los números periódicos, esos que no se acaban nunca. Esta visto que a veces nos comen el “coco” con verdaderas fantasmadas.

Llegados a este punto nadie me negará que, con la llegada de la telefonía móvil ganamos enteros en lo que a seguridad se refiere, tantos como perdimos en nuestra intimidad.

Recuerdo que allá por el año 1998, empecé mis flirteos con un beeper (buscapersonas). Por mi trabajo, era necesaria mi localización permanente. Claro está, este se vio complementado con un teléfono móvil, un Nokia 1610. ¿Que hacía uno si lo avisaban si luego no tenía opción a respuesta?. El beeper tenía mucha cobertura, cosa que no pasaba con el teléfono móvil, con lo cual cuando te llamaban tenías que empezar a dar vueltas para encontrar cobertura en el teléfono. Ibas a la caza de la rayita como un poseso. Una vez conseguías llamar, lo más probable es que te regalaran con una noticia no muy buena o con un regreso adelantado. Fue en este punto donde la seguridad empezó a ganar en calidad: los tiempos de respuesta eran mucho más cortos, pero fue en este mismo punto dónde muchos dejamos atrás esta sensación llamada intimidad.


Lo peor de todo es que se ha convertido en una verdadera adicción. Somos muchos los que hemos dejado de fumar pero, a ver quien es el guapo que deja el teléfono móvil en casa y se va de viaje. ¡No por Dios!, ya no podemos vivir incomunicados. Es realmente importante que así sea porqué, si te vas a la montaña para “cargar baterías” unos días, necesitas que te llamen del despacho, necesitas que te hagan las últimas ofertas en telefonía y como no, necesitas que te avisen de la compañía de seguros que mañana te cargan el recibo del seguro todo riesgo del coche. Esta visto que estamos atrapado en la red sin posibilidad de marcha atrás.

Bueno os dejo, estoy preparando mis próximas vacaciones, ya os anunciaré donde iremos mi mujer, mis hijos, el perro y mi Nokia N80...

6 comentarios:

Gonzalo dijo...

Jje, je, me ha encantado tu post!! Es que ha sido como un espejo.. lo he leido, y mientras lo hacia, le he dicho a la pantalla..Hey!!!.. pero si ese soy yo!!!

Ricardo dijo...

Y a la mejor usanza de alcoholicos anonimos, me levanto, me presento ante ti y tus seguidores y os digo..."Hola... me llamo Ricardo.. y tambien soy un technoadicto..."

Patxi dijo...

Hola, me llamo Patxi y tambien soy tecno-adicto.

Josep Lluís Pouy dijo...

Gonzalo, creo que el que no esta en este espejo vive en un espejismo...

Ricardo, me uno a la terapia: Hola, me llamo José Luis y...espera, me llaman al móvil...

Patxi, me viene a la mente el anúncio de telefonía del País Vasco. Y de ahí me voy a Honduras, con Patxi, el compañero de Karmele Marchante, aquella que tiene una "piedra móvil". Aunque a eso no se como llamarle, adicción o tonteria... no se...

mpiryko dijo...

Lo que me asombra de éste sistema, son dos tonterías:
a) Que sea sin hilos, a causa de los filtros digitales, y
b) Que ningún cienciaficcionológo haya profetizado su generalización y abuso
Y otra que no lo es ninguna tontería, es que haya sólo grandes compañías y para impedir que cada pueblo tenga su propia compañía, inventaron el sistema de licencias prohibitivas para las pymes, con lo que de hecho, subastaron privilegios, que nos perjudican a todos, no sólo a nuestra intimidad, también a nuestro bolsillo.
¡Salud!

Josep Lluís Pouy dijo...

Son los terratenientes de las ondas...uso y abuso...
salud!!!